No habrá páneles solares en el páramo, comunidad ganó su lucha.

La Corporación Ambiental de Boyacá, Corpoboyacá, mediante resolución del 27 de septiembre, negó la licencia ambiental a los proyectos PSR 3 y PSR 4 para producción de energía solar fotovoltaica, en zona de páramo, entre los municipios de Paipa y Sotaquirá.

La lucha social y organizaciones ambientales de Paipa y Sotaquirá le ganaron el pulso a una firma italiana que esperaba obtener la licencia ambiental de Corpoboyacá para instalar un complejo de producción de energía solar en la zona del páramo El Cortaderal, entre Paipa y Sotaquirá.

Por medio de las resoluciones 1930 y 1931 del 27 del 27 de septiembre de 2022, la Corporación Autónoma Regional de Boyacá (Corpoboyacá) negó la licencia ambiental de los proyectos de energía solar fotovoltaica PSR 3 Y PSR 4 que proyectaban ejecutarse en los sectores Alto y Bajo de la vereda Carrizal de Sotaquirá, y las veredas La Bolsa, Llano Grande, Sativa y El Volcán, de Paipa.

El alcalde de Paipa, Fabio Alberto Medrano, se pronunció ayer señalando que “Lo logramos! La licencia del proyecto: Energía Solar Fotovoltaica Paipa, fue negada por Corpoboyacá”.

Agregó que “en Paipa defendemos la vida y el agua. Es un orgullo para mi como mandatario municipal, informarle a toda nuestra comunidad que la lucha por el cuidado y defensa del Páramo no fue en vano”.

“La licencia del proyecto Energía Solar Fotovoltaica Paipa, fue negada por Corpoboyacá, ya que se evidenció consecuencias ambientales graves en los sistemas bióticos y abióticos de esta zona de Páramo”.

“Este es el resultado de una lucha con la comunidad y sus diferentes líderes: José Benavides, José Alfonso, Gustavo Salazar, Andrés Corredor, Pedro Isaías, Saúl Osma, Marco Aurelio, Hugo Díaz, Nubia Elizabet, Walter Stiven, y Rodolfo de Jesús. Pero no hubiera sido posible sin la ayuda de Corpoboyacá en cabeza de @HermanAmaya”.

Según el Alcalde, este es el resultado del trabajo realizado por la organización comunitaria, por grande lideres sociales y ambientales, especialmente de Paipa, y a quienes participaron como terceros intervinientes que demostraron las falencias en el proyecto, en materia de georreferenciación, composición hídrica y en la parte ambiental.

“Nuevamente gana la lucha social y la defensa de la vida”, aseguró Medrano.

El portal entreojos.com recordó como desde febrero de 2019, cuando la empresa Projetto Solar Refeel radicó las solicitudes de licencia ambiental de los dos proyectos energéticos, líderes ambientales de los dos municipios expresaron su preocupación por los impactos socio – ambientales que los mismos podrían generan tanto al ecosistema paramuno como a las comunidades residentes en la zona.

“Uno de los principales argumentos para oponerse a la instalación de paneles solares en la vereda Carrizal, de Sotaquirá, en donde se concentraría la presencia de estas estructuras, está relacionada con que los predios alquilados por la compañía están situados en el complejo de páramo Guantiva – La Rusia, un ecosistema vulnerable delimitado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible el julio de 2017”.

“En noviembre de 2021 durante una visita a la zona, el académico e investigador Alfonso Avellaneda había advertido sobre los riesgos de este tipo de proyectos en un sector de tal relevancia ambiental. En esa ocasión Avellaneda se refirió al efecto albedo.

“Cuando se pone una superficie blanca o gris – en referencia a los paneles solares – en un área como el páramo, se produce un fenómeno que se llama el efecto albedo, es cuando cae el rayo solar y al encontrar una superficie blanca ese rayo se refleja inmediatamente y no cae al suelo, al no caer la luz solar directamente al suelo genera un problema al reflejarse y ese problema es la concentración de calor en el aire que eleva el microclima”, sostiene Avellaneda.

Su argumento fue desestimado por Sandra Bejarano, directora de proyectos sostenibles de PSR 3 y PSR4. La representante de la empresa defendió las bondades de los mismos, dijo que este sector de la vereda Carrizal había perdido sus características de páramo y que actividades como la ganadería y la agricultura generaban mayor impacto al suelo y a la vegetación nativa.

Bejarano también ponderó la integridad de los estudios de impacto ambiental presentados ante Corpoboyacá y destacó que a partir de los mismos la empresa PSR estaría en capacidad de aportar a la recuperación del suelo, el sostenimiento de nutrientes y su fertilidad.

A pesar de las justificaciones de Projetto Solar Refeel, Corpoboyacá decidió negar las solicitudes de licencia para los proyectos solicitadas por las sociedades PSR 3 y PSR 4, y en los dos casos la autoridad ambiental encontró falencias en los estudios de impacto ambiental.

En el caso del proyecto PSR 3, la entidad soportó su decisión en el Concepto Técnico 220279 del 13 de mayo de 2022. Este determinó que el estudio de impacto ambiental no cumplió los términos, los lineamientos técnicos ambientales y los parámetros establecidos en los protocolos de licenciamiento vigentes en Colombia.

Respecto a la preocupación de la comunidad por la pretensión de PSR de implantar sus proyectos en el páramo, Corpoboyacá expuso en la Resolución 1930 del 27 de septiembre, de negación de la licencia, que “la sociedad no presenta un análisis que permita entender el hecho de persistir en la intervención de un área sensible” y a renglón seguido destaca las características del ecosistema al recordar que “los páramos juegan un papel clave en la prestación de servicios ecosistémicos, en particular en los de regulación y provisión hídrica”.

En la negación de la licencia ambiental para el proyecto PSR 4, contenida en el Resolución 1931 del 27 de septiembre, la autoridad ambiental expuso en un listado de 55 puntos las consideraciones técnicas que la llevaron a negarle la licencia para la instalación del proyecto de paneles en inmediaciones de la vereda Carrizal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.