Evalúan el incremento en tarifas del transporte intermunicipal.

El Gobernador de Boyacá y el Viceministerio de Transporte adelantaron mesa de trabajo para evaluar la situación, donde se buscó llegar a acuerdos que les sirvan a ambas partes.

El gobernador Ramiro Barragán Adame, junto a la bancada de congresistas boyacenses y el gremio de transportadores, se reunieron con el viceministro de Transporte, Carlos Eduardo Enríquez, con el ánimo de buscar alternativas de solución al alza del transporte intermunicipal que se presentó en los últimos días en Boyacá.

Junto a los parlamentarios, el gobierno departamental solicitó a las empresas de transporte reconsiderar la decisión del incremento a las tarifas, teniendo en cuenta la situación económica de las familias boyacenses y los estudiantes que deben desplazarse a diario a las principales ciudades de Boyacá.

“Llevamos a cabo un diálogo franco y abierto donde, si bien es cierto reconocemos las dificultades por las que atraviesa el transporte en Boyacá en lo referente a los costos de los buses, de rodamiento, operación y operativos como tal, también reconocemos que la ciudadanía boyacense reclama un ajuste a las tarifas que no sea tan duro, especialmente para los usuarios que deben desplazarse continuamente fuera y dentro de Boyacá”, indicó Barragán.

A su turno, el representante a la Cámara, Jaime Raúl Salamanca, expresó que entiende la realidad del sector y las dificultades de las empresas, por lo que desde el Ministerio se realizará una revisión exhaustiva a la estructura de costos de las empresas de transporte y se analizará si se encuentra en el marco de la normatividad vigente.

“Gracias a la presión del gobierno departamental, de la bancada boyacense y de la misma ciudadanía, el Ministerio ya asumió cartas en el asunto y ha pedido a las empresas de transporte que revisen esa estructura de costos y que los incrementos se den de forma paulatina sin afectar a la comunidad”, indicó el congresista.

Para Óscar Cuadros, gerente de Coflonorte, la situación que atraviesa el gremio del transporte terrestre de pasajeros no es la mejor; sin embargo, se comprometió a analizar la mejor forma de atender las necesidades del pueblo boyacense con una tarifa que no golpee tan duro a las personas que utilizan el transporte.

“El compromiso que adquirimos es el de no incrementar las tarifas piso, que son las que ya se tiene implementadas hasta el mes de diciembre y evaluar cómo sigue la tarifa techo que está publicada. La idea es que no se utilice sino hasta el año entrante”, puntualizó Cuadros.

Carlos Eduardo Enríquez, viceministro de Transporte, indicó que se espera poder bajar ese costo a los usuarios con las acciones que se tomen desde la entidad.

“Estamos esperando las respuestas por parte de las empresas del porqué del incremento; si bien es cierto hay una libertad tarifaria, hay una vigilancia por parte de la Superintendencia de Transporte y esperamos con esta respuesta, llevar una propuesta mucho más clara a principio del mes de noviembre donde estaremos con la comisión de Congresistas de Boyacá”, puntualizó Enríquez.

Se espera que el 3 de noviembre, el Ministerio de Transporte visite el departamento y plantee una propuesta que beneficie a los usuarios y transportadores.

El mandatario de los boyacenses también solicitó a los empresarios del transporte realizar los incrementos de forma escalonada sin impactar el bolsillo de los boyacenses.

Con información siministrada por Unidad de Comunicaciones y Protocolo / Uacp / Gobernación de Boyacá.

Fuente: periodicoeldiario.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.