Cientos de feligreses llevarán a cuestas una gigantesca cruz este viernes en Chivatá

Luego de dos años, mañana regresa un tradicional y singular evento para la celebración del Vía Crucis desde el centro del municipio de Chivatá hasta uno de sus cerros.

Decenas de feligreses serán los encargados de llevar sobre sus hombros frente a cientos de creyentes una cruz que mide 20 metros y pesa cerca de 500 kilos, es decir media tonelada, mientras se van rezando las 14 estaciones del santo Vía Crucis.

El gigantesco y pesado símbolo de los cristianos se carga desde el parque principal por un poco más de dos horas hasta llegar al cerro en el que será dispuesta en medio del ritual que acompaña el sacerdote y otros religiosos.

La cruz fue elaborada y acondicionada por la misma comunidad la semana pasada y ya se encuentra dispuesta en el parque principal para el ritual que comenzará a las 9:00 de la mañana y se extenderá hasta pasado el mediodía en esta localidad, ubicada a 20 minutos de la capital boyacense.

“Esta es una tradición que viene desde hace más de 15 años y convoca a todo el municipio y a turistas que llegan para participar de este ritual que es acompañado por el sacerdote ya que se trata del viacrucis”, aseguró el alcalde de Chivatá, Rafael Antonio Fonseca Cely.

Cada año se busca un lugar diferente en la parte alta de esta localidad, para ubicar la cruz que elaboran en eucalipto.

Fuente 7 Días

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.