Destruyen laboratorio para el procesamiento de cocaína en Boyacá.

La adecuación de la estructura encontrada y los elementos hallados para procesar clorhidrato de cocaína tendrían un costo aproximado de $ 500 millones.

En la vereda Camoyo del municipio de Macanal, en límites con Chivor, fue ubicado un laboratorio para el procesamiento de clorhidrato de cocaína.

La operación, denominada ‘Guali’, la adelantaron unidades de Investigación Criminal Sijín e Inteligencia Policial Sipol del Departamento de Policía Boyacá.

En el lugar hallaron insumos líquidos, como acetona, Acpm, ácido sulfúrico y ácido clorhídrico, e insumos solidos como cloruro de calcio, carbón activado y metabisulfito sódico, al igual que una marquilla para identificar su destino (Centroamérica o Europa).

La adecuación de la estructura encontrada y los elementos hallados tendrían un costo aproximado de 500 millones de pesos.

“Con el desarrollo de esta actividad operacional, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, se diezma la capacidad criminal de la delincuencia común, que ven en el sistema criminal de narcotráfico una facilidad para la obtención de dinero a través de la producción de clorhidrato de cocaína. Así mismo, se logra afectar la cadena ilícita a través de la destrucción de laboratorios utilizados para la cristalización de alcaloides”, indicaron en el comando del Departamento de Policía Boyacá.

Agregaron que, en la región del Valle de Tenza, ubicada en el suroriente de Boyacá, del 2016 al 2022 la Policía Nacional ha realizado la ubicación y destrucción de 25 estructuras rústicas para el procesamiento de clorhidrato de cocaína, con una producción que oscila entre 50 y 600 kilogramos mensuales.

“En este sentido, la zona muestra la importancia que tiene el departamento para el procesamiento y transporte del estupefaciente. Diez municipios de Boyacá han sido afectados con la construcción de estos complejos: Garagoa, Somondoco, Guayatá, Chivor, Macanal, San Luis de Gaceno, Santa María, Miraflores, Campohermoso y Páez, en los que se ha logrado la destrucción de los mismos”, afirmaron en la Policía.

Los insumos para el procesamiento de clorhidrato de cocaína serían traídos desde Bogotá, a través de la vía nacional de la transversal del Sisga.  Posteriormente llegarían hasta diferentes puntos estratégicos por vías terciarias para evadir los controles de la fuerza pública, especialmente en horas nocturnas.

“Una vez procesada la base de coca, la cual es obtenida en los departamentos de Meta, Casanare y el sur del país, es producido el alcaloide y posteriormente transportado por sus miembros hacia otras regiones del país y finalmente al exterior”, informaron en la Policía.

La sustancia procesada vendría siendo movilizada en vehículos acondicionados (caletas) hacia sitios de acopio en Casanare, Meta, Bogotá y Norte de Santander, para lo cual utilizan diferentes rutas, fluviales o terrestres (primarias y terciarias). Los movimientos normalmente los realizan en horas nocturnas.

“La Policía Nacional en el departamento de Boyacá continuará la lucha frontal contra el delito, en un trabajo coordinado con la Fiscalía y las unidades de investigación criminal e inteligencia, con el fin de contrarrestar el flagelo del narcotráfico en el departamento, por lo cual invitamos a los ciudadanos a denunciar e informar estos hechos que afectan la seguridad y convivencia ciudadana”, dijeron en el comando del Departamento de Policía Boyacá. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.