Denuncian contaminación de afluentes por exploraciones petroleras en Cundinamarca y Boyacá.

Estudios revelaron que en San Luis de Gaceno y en el río Guavio, hay altos niveles de hidrocarburos.

Decenas de habitantes de municipios de Cundinamarca y Boyacá denunciaron que algunas de sus principales fuentes hídricas están contaminadas con hidrocarburos, debido a los proyectos de exploración petrolera que se desarrollan en estas zonas del país.  

En nacimientos de agua como el de San Luis de Gaceno, situado en la provincia de Neira (Boyacá), está brotando combustible a raíz de estos trabajos que ponen en riesgo no solo los ecosistemas sino también la salud de las personas.

Si bien el problema se ha intensificado en los últimos meses, los líderes sociales de la zona señalan que llevan años pidiendo la intervención de las autoridades ambientales con el fin de proteger la flora y fauna de ambos departamentos y que no han tenido respuesta. 

“Los problemas se empezaron a generar en 2012 cuando una compañía petrolera inició con las perforaciones de una roca y después de esos procedimientos brotó una especie de combustible. Ahora en las aguas de las quebradas se enciende fuego”, explicó Mariel Vargas, presidente de la veeduría ciudadana Sumak Kawsay.

Ante esta situación, los pobladores de la zona tomaron muestras del agua de algunas de las quebradas de la provincia de Neira para someterlas a una serie de análisis. Las muestras fueron enviadas a un laboratorio de Houston (Estados Unidos).

Según la veedora, los resultados arrojaron que “sí hay la expulsión de un químico que tiene que ver con hidrocarburos”, al tiempo que agregó que de no adoptarse medidas por parte de las autoridades ambientales, el Piedemonte Llanero en Boyacá sufriría daños irreparables.  

Protección de ecosistemas en Cundinamarca  

Luego de conocerse estas denuncias, Crispín Beltrán, alcalde de Ubalá (Cundinamarca), donde también se llevan a cabo exploraciones, hizo un llamado a la protección de los ecosistemas.  

“La comunidad de la zona del Piedemonte Llanero se encuentra en preocupación. Tenemos ejemplos como el San Luis de Gaceno donde amenazan nuestras fuentes hídricas y la riqueza forestal del territorio. Les pedimos que se abstengan de hacer esos proyectos en nuestra región”, explicó el alcalde.  

Cabe señalar, que otro de los principales afluentes que registra altos niveles de contaminación es el río Guavio. Allí se ha generado la pérdida de flora y de algunos ejemplares de fauna según denunció la propia comunidad, muchos de ellos endémicos o en peligro de extinción.  

“Sabemos que el Gobierno necesita estos proyectos, pero a la región le hace daño. Este es un territorio de paz y tenemos una enorme riqueza”, dijo el alcalde de Ubalá, Crispín Beltrán.  

De acuerdo con los habitantes de la zona, ya son varios los animales que han muerto luego de consumir agua de estos afluentes y la comunidad que vive aguas abajo teme un brote de enfermedades.

Fuente: www.rcnradio.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.